29 julio 2014

Déjate llevar;




Imagina que estoy cerca de ti, a cinco centímetros, a tres, a uno. Sientes mi respiración. Mi mano acaricia tu pelo, baja lentamente hasta llegar a tu pecho. Mi respiración se acelera, tengo ganas de ti. Nadie puede interrumpir este momento. Tu mirada con mi mirada, una mirada de deseo, de esas que dicen más que palabras. No dices nada, nuestros actos hablan por si solos. Nuestros labios están tan cerca que ni hasta un soplido de aire cabe. Ven, acércate más, bésame como si el mundo se acabara después, como si no hubiera un mañana. 

5 comentarios: