11 abril 2011

La perfeccion es gustar con tus defectos y tus virtudes.



La perfección no es gustar a todo el mundo, ni mucho menos, la perfección es gustarle con tus defectos y tus virtudes a una persona en concreto. Quien dice que la perfección no existe, nunca ha estado enamorado, porque cuando estás enamorado, es porque esa es la persona perfecta para ti, solo y exclusivamente para ti; sí, puede tener la nariz grande, o quizás un ojo de cada color, o tal vez le falte un brazo, pero, ¿y qué? te gusta, y todos estos defectos están descritos en su físico y muchas veces te ayudan a ver que una persona no es solo perfecta con el físico, sino que también con la fantástica mezcla de su manera de ser. Pero quizás ésta solo es mi manera de pensar porque es lo que siento yo, cada vez que lo veo pienso que es perfecto, y que lo es gracias a sus defectos, ya que no es de esos chicos super altos que te vienen a buscar a casa con una caja de bombones y te lleva a cenar a un restaurante de lujo en el que hace que aparezcan unos mejicanos y te canten una canción romántica, no, él es diferente, es de los que me viene a buscar a casa, me planta un beso que me deja sin respiración y, cogiéndome de la mano me lleva a cualquier lugar, porque, total, ¿de que sirve ir a lugares bonitos si estás cogida de la mano con la persona que más quieres, esa persona que es perfecta para ti?

1 comentario:

  1. Precioso! El mejor texto que he leido!

    ResponderEliminar